sábado, 28 de junio de 2008

ARRUPE ETXEA

































Un conjunto de pinturas murales de Agustín Ibarrola han sido destruidas durante la rehabilitacion del edificio Arrupe Etxea de Bilbao, conocido popularmente como los luises, propiedad de los jesuitas. Ibarrola pintó el salçon de actos del edificio por encargo de la orden entre 1952 y 1953.
Los dibujos ocupaban las paredes laterales y el techo abovedado de la sala. Sólo en los muros, la superficie pintada ocupaba más de dos metros de alto por unos cinco de largo.
Un portavoz de los jesuitas ha justificado la decisión por el mal estado de conservación en que se encontraba la obra, de tema religioso y social. Al parecer, presentaba humedades y se encontraba en muy mal estado.
Según dice, su restauración habría costado tanto como la remodelación completa de Arrupe Etxea. Sus dueños también han reconocido que las pinturas no habían recibido ningún tipo de mantenimiento durante estos años.

No hay comentarios: