miércoles, 6 de octubre de 2010

EL ANTIGUO CENTRO FARMACÉUTICO DE CONCHA

























El Ayuntamiento de Bilbao ha decidido vender el antiguo centro farmacéutico situado junto a las escuelas de General Concha, en la esquina con Fernández del Campo. La Junta de Gobierno decidió ayer sacar el edificio a subasta para facilitar un proyecto empresarial, ya que ha despertado el interés de firmas que buscan una sede en el centro de la ciudad. El precio de salida rondará los 6,5 millones de euros y el futuro propietario acometerá una remodelación interior sin modificar la fachada del inmueble.
El edificio, construido en 1926 por los arquitectos Tomás Bilbao e Hilario Imaz, suele aparecer en las previsiones de ingresos del Consistorio como una posible fuente de recursos, aunque hasta ahora no se había planteado ponerlo en venta. «Más que por el dinero, lo hacemos porque sabemos que en este momento tiene una salida concreta», explica el alcalde, Iñaki Azkuna. Las autoridades municipales han mantenido contactos con empresarios dispuestos a instalarse en este céntrico emplazamiento, próximo a La Alhóndiga, para tener una mayor proyección en la ciudad. «Sabemos que están interesados y no queremos que se vayan de Bilbao, al igual que queremos que Idom se quede en Zorrozaurre», añade.
Aunque conozca el interés de alguna firma concreta, el Ayuntamiento sólo puede desprenderse de su patrimonio mediante la convocatoria de una subasta. Quien resulte ser el mejor postor dispondrá de unas amplias instalaciones. El edificio, que tiene cinco alturas y dos plantas de sótano, ofrece una superficie útil de 4.200 metros cuadrados, entre los que se incluyen 1.700 de garajes. En su fachada, de cuidada factura, todavía permanecen los rótulos de 'oficinas', 'laboratorios' y 'almacén' con la tipografía original del centro farmacéutico vizcaíno. También se mantiene la placa metálica de las dependencias del Conservatorio que ocupaban las plantas cuarta y quinta, aunque las aulas se han trasladado al centro de Ibarrekolanda.
Liberado de esta hipoteca, el antiguo centro farmacéutico es un edificio en desuso, cerrado con un candado, en pleno centro de Bilbao. Tras pasar por la Junta de Gobierno, la convocatoria de la subasta se publicará en el boletín oficial en los próximos días. El Ayuntamiento ha visto la oportunidad de facilitar un movimiento empresarial en un momento de parón generalizado del mercado inmobiliario. A primera vista, la operación resulta más factible que la que planteó Bilbao Ría 2000 en la antigua sede del IFAS, cuya privilegiada ubicación junto al Guggenheim dispara el coste del solar, que rondaría los veinte millones de euros a falta de concretar las condiciones.
En este caso, además, no se trata de levantar una sede emblemática, sino de dotar de contenido a uno de esos sólidos edificios que dan personalidad a la arquitectura del Ensanche. Tiene estructura de hormigón, aunque la escalera interior es de hierro, y su fachada, rematada por un característico torreón, se mantendrá intacta cuando se coloque la placa con el nombre del nuevo propietario. Los ingresos que obtenga el Ayuntamiento deberán invertirse «únicamente en patrimonio», puntualizó el alcalde, ya sea en adquisiciones o reformas de las propiedades municipales.