martes, 25 de mayo de 2010

LA TORRE DE IBERDROLA
























Diseñada por el prestigioso arquitecto César Pelli, y ubicada en la ribera de la ría de Bilbao, la Torre Iberdrola contará con una superficie construida de alrededor de 62.000 metros cuadrados distribuidos a lo largo de 41 plantas.
La inversión en este inmueble asciende a más de 200 millones de euros y en el proceso de construcción se están utilizando unas 8.500 toneladas de acero y 60.000 de hormigón.
Iberdrola ya ha culminado la adjudicación de las obras a las diversas empresas contratistas, de las que más del 90% son vascas. En la actualidad, momento punta de volumen de empleo, hay del orden de 350 personas trabajando en la construcción de este inmueble.
Está previsto que el acristalamiento de la Torre Iberdrola esté listo el próximo verano y la finalización de las obras tendrá lugar a lo largo del tercer trimestre de 2011.
Iberdrola, cuya sede social radica en Bilbao, ocupará aproximadamente unos 10.000 metros cuadrados de los 50.000 metros cuadrados edificables de los que dispondrá el edificio. Los 40.000 metros cuadrados restantes se comercializarán bajo la modalidad de alquiler.
La Torre Iberdrola tendrá forma de prisma triangular, con caras curvas levemente ahusadas en dirección al cielo, sugiriendo un gran obelisco de cristal. Las proyecciones de los vértices de este prisma se unirán simbólicamente a una altura de 1.000 metros.
La concepción de la Torre Iberdrola ha tenido muy en cuenta los criterios de sostenibilidad medioambiental. Las fachadas, compuestas por una doble piel de vidrio, ofrecerán una solución sostenible, un eficiente control climático y amplias vistas hacia Bilbao y la Ría. Estas paredes bioclimáticas contarán con doble acristalamiento en el exterior y un cristal simple practicable hacia el interior.